Fotografía de Martín Gusinde: “Toin - Indio Ona en la Isla de Tierra del Fuego, al Sur del Estrecho de Magallanes”


Dentro del archivo del Archivo de Martín Gusinde -custodiado por la Orden del Verbo Divino (SVD)- esta imagen aparece clasificada como GU 20.06 y al reverso tiene una inscripción que es una de las más extensas y descriptivas encontradas en esta colección, además de estar escrita en inglés (Gusinde habitualmente escribía en alemán).

La descripción original en inglés dice: “Toin - Ona Indian on Island of Tierra del Fuego, South of Magellan Strait. He saved Gusinde’s life in snowstorm on 5-day hike. Gusinde heard from him recently”. (Traducción al español: Toin - Indio Ona en la Isla de Tierra del Fuego, al Sur del Estrecho de Magallanes. Salvó la vida de Gusinde en una tormenta de nieve durante una caminata de 5 días. Gusinde escuchó hablar de él recientemente).

Se trata de una fotografía vertical que presenta el rostro de un cazador selk´nam, con pintura facial, reconocible por su indumentaria: envuelto en piel de guanaco con la lana hacia afuera (chonhkoli); y la diadema de piel de guanaco (kochel) distintiva de los cazadores.

En esta imagen no existen marcas temporales que hagan referencia al mundo contemporáneo (ropas, relojes, objetos modernos); al contrario, las marcas temporales presentes, por ejemplo, en la vestimenta del sujeto, apuntan a un tiempo muy distante de la actualidad, incluso de tiempos precolombinos o primitivos.

La imagen apunta hacia un tiempo simbólico, en que la Tierra del Fuego estaba habitada por cazadores como el de la fotografía.

El tiempo subjetivo de esta imagen está estrechamente relacionado con la mirada tranquila del cazador (el punctum barthesiano), quien con su rostro pintado de acuerdo a sus pautas culturales, posa para el lente de la cámara.

El sujeto está involucrado con la toma de la fotografía, posando tranquilamente, con la intencionalidad de posar para la fotografía. La puesta en escena de esta fotografía eliminó totalmente huellas enunciativas relacionadas con la época contemporánea, considerando solo marcas relacionadas con un pasado remoto: vestimenta de pieles como la de los hombres primitivos.

De acuerdo a las anotaciones de Gusinde sobre esta fotografía, estamos en presencia de un indígena Ona (selk´nam) de Tierra del Fuego, llamado Toin, quien le habría salvado la vida a Gusinde atrapado en una tormenta de nieve durante una caminata de 5 días.

La vestimenta y la pintura facial son propias de un cazador/guerrero selk’nam, y aunque Gusinde no incluye en su descripción el siguiente dato, por la pintura facial, sería posible determinar que Toin era un xo'on (especie de chaman) debido a los tres puntos blancos en su rostro (dos en las sienes y uno sobre la nariz), de acuerdo a investigaciones anteriores (Segers, 1891: 70).

Una observación detallada de este último aspecto, la pintura facial, hace recordar una mención de la mujer selk’nam Lola Kiepja a la antropóloga Anne Chapman en los años 60, al señalarle que algunos de los sujetos que aparecían en las fotografías no poseían pintura facial al momento de  tomarse la fotografía, pero si aparecieron con pinturas al observar las copias en papel o las imágenes publicadas en los libros, haciendo una clara referencia a que Gusinde habría manipulado los negativos al momento de positivar las imágenes.

Este podría ser uno de esos casos. En primer lugar, por la ubicación de las marcas faciales. El punto blanco sobre el puente de la nariz está bien ubicado, pero sobresale demasiado, como si fuera una especie de pasta antes que pintura. En tanto, los puntos colocados en los pómulos estarían mal ubicados, pues en las fotografías de otros xo’on como Halemink o Ténenesk dichos puntos no aparecen en los pómulos, sino que junto al rabillo del ojo.

La mirada tranquila del personaje, sumado a su atuendo, demuestran una clara intención de dar a conocer elementos propios de una cultura y un tipo racial. Aunque se muestra sólo la cabeza y el cuello, la pintura y la vestimenta bastan para hacerse una idea del personaje colocado en su entorno natural.

Para quien desconoce la historia de esta fotografía o los apuntes relacionados con ella, se encuentra frente a un hombre primitivo, posiblemente prehistórico, que se viste con pieles de animales y que utiliza sus armas para proveerse alimento.

Para quienes conocen su historia y los estudios relacionados, esta fotografía es testimonio de un selk´nam original, con sus vestimentas tradicionales, que hoy en día es altamente valorada como un registro privilegiado de un grupo humano extinto.

Un elemento metadiscursivo presente en esta imagen es denotado por la calma con que el sujeto posa para la fotografía, la tranquilidad en su mirada, que permite asumir una gran confianza con el fotógrafo y una preparación previa para lograr esta imagen.

En resumen, es la misma fotografía la que nos permite deducir que no estamos frente a un hombre primitivo, pues considerando la invención de esta técnica a mediados del siglo XIX, resulta imposible que nos encontremos frente a un sujeto prehistórico, quedando la alternativa de que pueda tratarse de un indígena, miembro de una tribu apartada de las zonas civilizadas del mundo.

Comentarios